¿QUÉ ES MÁS PERJUDICIAL PARA LA SALUD, EL AZÚCAR O LA GRASA?

En las últimas décadas, la industria alimentaria ha tenido a la grasa en el punto de mira y nos ha llevado a todos a pensar que reducir la ingesta de grasa es la clave para perder peso. Sin embargo, es importante recordar que no todas las grasas son malas para la salud y que a veces muchos de los alimentos que nos venden como “saludables” y “light” son mucho más perjudiciales.

aceite de coco

Si te das una vuelta por cualquier supermercado, encontrarás sin duda una infinita variedad de alimentos “saludables”. Puede que lleven una preciosa etiqueta que diga lo “light” que son esos productos, pero en realidad muchos de ellos suponen más perjuicios que beneficios.

Lo que la industria alimentaria no te dice es que normalmente estos productos están llenos de conservantes, aditivos y azúcares añadidos que potencian el sabor.

Azúcar

Los azúcares añadidos no solo pueden ser peores que la grasa en cuestiones de peso, sino que también pueden afectar de manera negativa en muchos otros aspectos de las salud.

Por otro lado, cabe señalar que si reduces la ingesta de grasa, puede que pierdas muchos de los beneficios que tienen los aliments ricos en grasas saludables (como los que verás más abajo).

Muchos consumidores tienen la misma duda: ¿qué es peor para la salud, el azúcar o la grasa?

LOS EFECTOS NEGATIVOS DEL CONSUMO DE AZÚCAR

  • El azúcar parece aumentar la inflamación, una condición que suele ser el origen de la mayoría de las enfermedades. ¿Por qué? Los niveles altos de inflamación que se registran durante un tiempo prolongado están relacionados con un aumento de riesgo de varias enfermedades crónicas, como la diabetes, los problemas del corazón y los trastornos autoinmunitarios.
  • Estudios recientes sugieren que un consumo elevado de azúcares añadidos aumenta el riesgo de cáncer. Hay una relación indirecta entre el azúcar y el riesgo de cáncer dado que la obesidad, por ejemplo, acentúa el riesgo de padecer muchos tipos de cáncer. 
  • Como ya sabrás, la ingesta de azúcar se suele asociar con un alto riesgo de obesidad, resistencia a la insulina y síndrome metabólico, condiciones que se consideran como factores de riesgo de enfermedades crónicas.
  • El azúcar es muy aditivo, por lo que resulta casi imposible dejarlo de golpe: estimula la liberación de dopamina, un neurotransmisor que controla los centros del placer y de la recompensa de nuestro cerebro, causando simultáneamente síntomas de abstinencia cuando intentas dejar de consumirlo.

A tener en cuenta:

Los efectos negativos que se mencionan en el artículo están relacionados con los azúcares añadidos que suelen tener los alimentos procesados como la bollería industrial, los dulces y los refrescos.

AZÚCARES BUENOS (Y GRASAS SALUDABLES)

Muchos alimentos saludables como la fruta contienen azúcares naturales, pero suelen ser una fuente de fibra y micronutrientes importantes que ayudan a ralentizar la absorción de azúcar y a anular sus efectos negativos en la salud.

No se suele poner en duda que los azúcares añadidos son perjudiciales para la salud, sin embargo, la grasa sí que es un tema bastante discutido, por lo que resulta necesario subrayar la importancia que tiene el consumo de grasas saludables debido a todos lo beneficios que ofrecen.

Manzanas con crema de cacahuete

BENEFICIOS DE LAS GRASAS SALUDABLES

  • Los ácidos grasos insaturados que se encuentran en alimentos como el aguacate, el aceite de oliva y la almendra pueden mejorar la salud cardíaca, reducir los niveles de colesterol y aliviar la inflamación.
  • Algunos ácidos grasos saturados como el aceite de coco también aportan beneficios para la salud y se han relacionado con mejoras en la función cerebral y un aumento en la quema de grasa (si se consumen manteniendo una adecuada ingesta de calorías). (78)
  • Aunque parezca contradictorio, aumentar la ingesta de grasas saludables también puede ralentizar el vaciamiento gástrico, por lo que mantiene la sensación de saciedad durante más tiempo.

Pero, ojo, ¡no todas las grasas son iguales!

LAS GRASAS QUE NO SON TAN SALUDABLES

Las grasas que se encuentran en los alimentos integrales y los no procesados, como los frutos secos, las semillas y los aceites, suelen aportar muchísimos beneficios. Las grasas de los alimentos procesados, en cambio, no son beneficiosas para la salud: las grasas trans, por ejemplo, se encuentran principalmente en los productos procesados y los aceites vegetales hidrogenados se han solido relacionar con varios problemas de salud, como diabetes y cardiopatías. Lo mejor es evitar los productos muy procesados y optar por las fuentes de grasas más saludables.

Aceite de oliva

ENTRE EL BIEN Y EL MAL: ¿GRASA O AZÚCAR?

Adoptar pequeños cambios con alternativas más saludables es lo que nos ayuda a ir poco a poco hacia el buen camino. El azúcar es muy adictivo y se asocia a una serie de efectos adversos en la salud. Las grasas saludables, sin embargo, son una parte esencial de una alimentación equilibrada y pueden ayudar a perder peso, mejorar la salud cardíaca y reducir la inflamación. Por lo tanto, es mejor reducir el consumo de azúcar y consumir una cantidad adecuada de grasas buenas.

Recuerda:

Aunque algunas grasas se consideren saludables, si quieres bajar de peso tienes que comerlas con moderación. Para cumplir objetivos de peso, es crucial ajustar adecuadamente la ingesta de calorías y, en este caso, los alimentos ricos en grasa suelen tener un alto contenido calórico.

guacamole

Opta por alimentos como:

  • el aceite de coco
  • los aguacates
  • el aceite de oliva virgen extra
  • la mantequilla de pasto
  • los pescados grasos
  • los frutos secos y las semillas ricas en nutrientes

Así mismo, te sugiero que evites el azúcar de los alimentos procesados, las bebidas azucaradas, las bebidas energéticas, los refrescos y los productos insalubres en general.

Refresco

Si quieres endulzar tus platos, te recomiendo que uses edulcorantes naturales como:

  • la miel cruda
  • la estevia
  • los dátiles

Estos ingredientes aportan un toque extra de sabor, pero además contienen vitaminas, minerales y antioxidantes, por lo que son una alternativa mucho mejor que el azúcar procesado.

Fuente: runtastic.com

Posted On 03 Jul 2018
, By

7 COMIDAS QUE NO TE ESPERAS QUE ESTÉN LLENAS DE AZÚCAR OCULTO

El 80% de la comida envasada contiene azúcares añadidos, así que el azúcar es una substancia bastante difícil de evitar. El azúcar se ha usado como ingrediente base desde hace siglos como forma de resaltar los sabores de muchas comidas y nos esperamos encontrarlo en comidas como bollería, caramelos, galletas, etc. Sin embargo, hay muchos otros alimentos a los que se les ha ido añadiendo más y más azúcar tanto para potenciar el sabor como para hacernos caer en ellos una y otra vez. La cantidad perfecta de azúcar añadido, la que incrementa la dulzura de un producto en su nivel justo, ni muy dulce ni muy soso, se conoce como el “punto de la felicidad” en la industria alimentaria.

Terrones de azúcar

Cuando consumimos azúcar, se encienden los centros de placer en el cerebro y nos hace sentir bien. La dopamina se libera y es lo que nos aporta esa sensación de placer. Por supuesto nos encanta esta sensación y continuamos buscando más alimentos azucarados (¡incluso si el azúcar está oculto!). Esta recompensa para el cerebro y los centros de placer es lo que hace que el azúcar sea tan adictivo y difícil de dejar.

Así que si estás intentando dejar el azúcar, asegúrate de que no saboteas tu propio plan consumiendo alimentos con azúcares escondidos (un truco: si la palabra acaba por -osa, seguramente es un azúcar).

1. SALSAS, CONDIMENTOS Y ALIÑOS

Un alimento sabroso y del que no te esperas que esté lleno de azúcar, pero las salsas para pasta pueden estarlo y de hecho algunas empresas incluso aconsejan consumir sus propios productos sólo una vez por semana. Lo mismo con el ketchup, las salsas para barbacoas, aliños para ensaladas y muchos otros condimentos.

A plate with green salad and tomatoes

2. VERDURAS ENLATADAS

Cuando dejé el azúcar durante un mes me sorprendió mucho ver que muchas latas de judías, guisantes o tomates contenían azúcar en la lista de ingredientes. Se usa para potenciar el sabor y prolongar la conservación. ¡Así que aunque ponga que son verduras orgánicas, eso no significa que no tenga azúcar!

3. ALIMENTOS DIETÉTICOS

Éste es un engaño fruto de un marketing muy agudo. Barritas con envoltorios que parecen sanos y apetecibles, pero que en realidad están llenas de azúcar oculto. Los alimentos sin grasa o dietéticos pueden parecer sanos, pero suele pasar que cuando le quitas algo a un producto (por ejemplo, la grasa) le tienes que añadir algo más. Si lees la lista de ingredientes, verás que el azúcar es lo que se suele añadir para que esté completo.

4. CEREALES DE DESAYUNO

Muchas cajas de desayuno están llenas de azúcares ocultos. Son muy coloridos y dulces, así que no debería sorprendernos que contengan azúcar. Pero también algunos cereales que parecen saludables a simple vista contienen más azúcar que una porción de tarta. Asegúrate de que empiezas bien el día y no dispares tus niveles de azúcar por las nubes ya de buena mañana.

Cereales, bollería, café, zumo y frutas

5. ARROZ DE SUSHI

El sushi normalmente se considera una opción saludable, pero también contiene azúcar. Para hacer arroz de sushi tienes que añadir azúcar al arroz, así lo dice la receta. Así que esto no es exactamente azúcar oculto, pero no mucha gente lo sabe.

6. PAN

Muchos panes, sobre todo los blancos, tienen azúcares añadidos. Las alternativas más saludables y oscuras del súper también pueden estar llenas de azúcar, sobre todo si son procesadas y pueden ser hasta peor que el pan blanco. Puede ser difícil de encontrar, pero deberías buscar 4 g de azúcar por cada 100 g. Una buena alternativa es ir a la panadería de tu zona o incluso hacer tu propio pan.

7. FRUTAS SECAS Y BATIDOS

Aunque la fruta contiene azúcares naturales (la fructosa), cuando la fruta se seca el azúcar se concentra. Así que las frutas secas pueden ser una fuente de mucho azúcar concentrado si empiezas a abusar de ellas. Los batidos de frutas son altos en fructosa y la fibra se pulveriza, así que no favorece a una lenta absorción. Cuando compres o hagas batidos, opta por los que tengan 2/3 de verduras y 1/3 de fruta.

Fruta seca

Algunas cifras para que tengas en cuenta cuando leas la lista de ingredientes:

  • 1 gramo de azúcar tiene 4 calorías
  • 4 gramos de azúcar es una cucharadita/terrón de azúcar

Recuerda, en la vida todo se trata de equilibrio. No se trata de que quites todos estos alimentos de tu dieta, se trata de que seas consciente de lo que contienen y tomes todo en moderación. Si estás intentando dejar el azúcar, cuéntanos tu experiencia en los comentarios de abajo.

Fuente: runtastic.com

Posted On 03 Jul 2018
, By

¿TE APETECE PICAR ALGO? PRUEBAS ESTOS 3 SNACKS DULCES SIN AZÚCAR

El 80% de la comida envasada contiene azúcar añadido. Si estás intentando evitar el azúcar y comer sano, deberías plantearte preparar tus propios aperitivos en casa. Prueba las siguientes 3 recetas: ¡nunca te podrías imaginar que son sin azúcar!

1. BATIDO DE FRAMBUESAS, ALMENDRAS Y CHÍA

Este batido te quitará el antojo de dulce y no contiene azúcar refinado. El yogur griego es una buena fuente de proteína, las semillas de chía y las almendras están llenas de ácidos grasos omega 3 y las frambuesas son ricas en carbohidratos saludables. Esto hace que este batido también sea una comida proteica genial como aperitivo postentrenamiento.

Información importante:

Cuando hablamos de aperitivos sin azúcar nos referimos al azúcar refinado. Así que la fructosa de la fruta no cuenta.

Dulces sin azúcar: Batido de frambuesas

INGREDIENTES (PARA 1 RACIÓN):

  • 150 ml de leche de almendras (sin azúcar)
  • 150 g de yogur griego
  • 100 g de frambuesas (frescas o congeladas)
  • 1 cucharada de mantequilla de almendras
  • 2 cucharaditas de semillas de chía

INSTRUCCIONES:

Batir todos los ingredientes hasta que el batido no tenga grumos.

Un batido contiene 320 calorías.

2. BOLITAS ENERGÉTICAS DE LIMÓN Y COCO

Estas bolitas son una buena fuente de energía, son veganas y no contienen gluten ni azúcar refinado. Puedes hacerlas el fin de semana y conservarlas en el frigorífico para irlas tomando a lo largo de la semana como aperitivo.

Dulces sin azúcar: bolitas de coco

INGREDIENTES (PARA 12 UNIDADES):

  • 70 g de almendras
  • 70 g de anacardos
  • 10 dátiles deshuesados
  • 40 g de coco rallado
  • 45 g de copos de avena
  • 1 cucharada de aceite de coco (derretido)
  • El zumo y la ralladura de 1 limón

INSTRUCCIONES:

  1. Poner en agua las almendras, los anacardos y los dátiles separados durante 15 minutos. Luego picar los dátiles en trozos pequeños.
  2. Poner los frutos secos, los dátiles, la avena y alrededor de ¾ del coco rallado en un procesador de alimentos y batirlo hasta que los ingredientes se hayan mezclado bien.
  3. Para terminar, añadir el aceite de coco, el jugo y la ralladura del limón y batir una vez más.
  4. Mojarse las manos para hacer bolitas con la masa y a continuación rebozar las bolitas.
  5. Las bolitas de coco y limón se conservan durante días si las metes en un envase aislado y las tienes en el frigorífico.

3. PALITOS DE VERDURAS CON HUMMUS DE AGUACATE

Lo creas o no, el hummus que compras en el supermercado (como tantos otros untables) está lleno de azúcares añadidos. Así que siempre es una buena idea que lo prepares en casa. Te convertirás en todo un chef preparando este cremoso hummus de aguacate.

creamy avocado hummus

INGREDIENTES PARA UN BOL (3 RACIONES):

  • 1 lata de garbanzos (unos 265 g)
  • 1 aguacate
  • 3 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharada de tahini (pasta de semillas de sésamo)paste)
  • El zumo de ½ lima
  • 1 diente de ajo
  • Comino, sal y pimienta (al gusto)
  • Verduras a tu gusto

INSTRUCCIONES:

  1. Poner los garbanzos en un colador, lavarlos y dejarlos secar.
  2. Ponerlos en un procesador de alimentos con el aceite de oliva, el tahini, el zumo de lima y el ajo. Batir hasta que alcance una consistencia cremosa.
  3. Añadir el aguacate, el comino y la sal y la pimienta. Mezclar bien. Si la crema es demasiado espesa, añadir más aceite de oliva o zumo de lima.
  4. Por último, cortar algunas verduras (como pepino, pimiento, zanahorias o apio) en palitos y ya tendrás listo tu aperitivo.

¿Lo sabías?

Consumir azúcar hace que liberes dopamina en el cuerpo. Esta hormona es conocida como la hormona del bienestar y, si tomas muchos aperitivos con azúcar, puede llevarte a tener una adicción. Como esto no es lo ideal para la salud, ¿no te parece una buena idea probar estos aperitivos caseros sin azúcar?

Fuente: runtastic.com

 

Posted On 03 Jul 2018
, By

Come mejor y corre más rápido: Guía de nutrición para runners

Tanto si eres principiante, como si eres un runner de maratón regular, tu cuerpo necesita alimentarse adecuadamente para que puedas dar lo mejor de ti. Esta guía de nutrición te ayudará a hacerte una idea de lo que deberías comer antes, durante y después de correr.

Alimentos para runners; huevos, pan y verduras

ESTO ES LO QUE DEBERÍAS COMER…

…ANTES DE CORRER

Los alimentos que ingieres antes de entrenar pueden ser una buena influencia en tu rendimiento, pero si no escoges los adecuados, el efecto es negativo. Evita, por ejemplo, comer alimentos con un alto contenido de fibra y grasa antes de salir a correr. Son más difíciles de digerir y pueden causarte malestar estomacal. Además, si has comido en abundancia (carbohidratos y proteína), es recomendable que esperes unas tres horas antes de ponerte a entrenar. Lo mejor es que tomes algo ligero que sea bajo en fibra y rico en carbohidratos, entre 30 a 60 minutos antes de salir a correr. Tu cuerpo necesita entre 30 y 60 gramos de carbohidratos por hora si realizas ejercicios de intensidad elevada durante más de 60 minutos o entrenamientos moderados durante más de 90 minutos. Así que llena tus depósitos de glucógeno antes del entreno y tendrás toda la energía que necesitas.

Aperitivos para antes de correr (aprox. 50 g de carbohidratos):

  • dos plátanos
  • dos rebanadas de pan con miel o mermelada
  • dos barritas de granola bajas en fibra
  • 75 g de fruta seca (p. ej., orejones de albaricoque)

¿Quieres perder peso?

Correr por la mañana en ayunas puede ser un cambio que aporte beneficios a tu entrenamiento. Si te animas a entrenar en ayunas, evita experimentar con nuevos alimentos antes de ponerte a correr. Quédate con lo que ya sabes que digiere bien tu cuerpo y asegúrate de hidratarte bien. En la mayoría de los casos, el agua te proporcionará la hidratación que necesites, pero también puedes optar por tomar bebidas hidratantes. Si no tomas suficientes líquidos antes de hacer ejercicio o incluso durante el entreno, tu rendimiento se verá afectado.

…DURANTE EL ENTRENO

Si vas a hacer ejercicio durante más de una hora, necesitas hidratarte bien para evitar la deshidratación y el cansancio. Un estudio de la Universidad de Connecticut confirma que incluso una mínima pérdida de líquidos (una reducción de la masa corporal inferior a un 2%) puede alterar considerablemente la resistencia y llevar a la deshidratación.

¿Vas a correr más de 10 kilómetros? Entonces te conviene llenar las reservas con una cantidad entre 600 y 1000 ml de líquido adicional, ya sea de agua o de bebidas de electrolitos, por cada hora de entrenamiento.

Recuerda también llenar tus depósitos de glucógeno con carbohidratos (entre 30 y 60 por cada hora). Prepárate bien para el ejercicio y lleva contigo geles energéticos o bebidas altas en carbohidratos cuando salgas a correr.

Bebidas deportivas para diferentes actividades:

  • Para entrenamientos moderados (< 1 hora): 80 ml de sirope multivitamínico + 920 ml de agua + una pizca de sal fina
  • Para entrenamientos intensos (> 1 hora): 70 ml de sirope de frutas + 930 ml de agua mineral (sin gas) + 20 g (4 cdtas.) de maltodextrina + una pizca de sal fina

Bol de avena con fruta fresca

…DESPUÉS DE CORRER

Recupera fuerzas después de una buena carrera: renueva tu energía con un snack que combine carbohidratos complejos con proteína (en una proporción de 3:1) una hora después correr. El aperitivo te ayudará a volver a llenar tus depósitos de glucógeno y a recuperarte mejor. Pero ojo, no comas demasiado: si comes en abundancia puedes tener malestar estomacal e incluso sentir náuseas.

Snacks para después de entrenar:

  • un smoothie casero de mango y chía
  • un bol de avena con leche y fruta seca
  • una tortilla con verduras y una rebanada de pan integral

Fuente: runtastic.com

Posted On 06 Jun 2018
, By

Problemas de rodilla: 3 tipos de dolor más comunes

¿Sueles tener dolor de rodilla después de correr o entrenar? La “rodilla del corredor” es una dolencia común, pero no es la única: puede que sufras de tendinitis de la pata de ganso o de tendinitis rotuliana, también conocida como “rodilla de saltador”. Descubre cuáles son los tres problemas más comunes y cómo tratarlos.

LOS 3 TIPOS DE DOLORES DE RODILLA MÁS FRECUENTES:

1. LOCALIZACIÓN DEL DOLOR

RODILLA DEL CORREDOR

El síndrome de la banda iliotibial, más conocido como la “rodilla del corredor”, es una dolencia enla parte exterior de la rodilla que se extiende hasta la cadera.

RODILLA DE SALTADOR

Cuando el dolor se ubica específicamente en la parte frontal de la rodilla, sobre el polo inferior de la rótula, el problema suele ser una tendinitis rotuliana (rodilla de saltador).

TENDINITIS DE LA PATA DE GANSO

Este tipo de tendinitis se caracteriza por un dolor en la parte interna de la espinilla, directamente debajo de la articulación de la rodilla.

2. ¿QUÉ DEPORTE PRACTICAS?

Para diagnosticar los problemas de rodilla es importante tener en cuenta el tipo de actividad física que se realiza. Es cierto que los tres problemas que se mencionan en este artículo pueden darse en todos los deportes, pero la rodilla del saltador, por ejemplo, suele más estar relacionada con los deportes en los que se realizan muchos saltos (voleibol, baloncesto…) o cambios rápidos (tenis, fútbol…). La rodilla del corredor y la tendinitis de la pata de ganso, en cambio, suelen estar vinculadas al running.

3. DOLOR AL TACTO

Los tres problemas presentan dolor al tacto:

  • Rodilla del corredor: dolor al tocar la parte externa de la articulación de la rodilla.
  • Rodilla de saltador: molestia al hacer presión sobre el polo de la rótula.
  • Tendinitis de la pata de ganso: dolor debajo del lado interno de la articulación de la rodilla.

4. ¿QUÉ PUEDES HACER PARA ALIVIAR EL DOLOR?

En los tres casos es necesario seguir un tratamiento: aplica hielo sobre el dolor y reposa la rodilla afectada. Evita saltar y realizar actividades de impacto.

Consejos y ejercicios útiles:

Estirar y hacer ejercicios con un rodillo de espuma ayuda considerablemente a calmar el dolor.

Los tres dolores de rodilla más comunes se identifican principalmente en base a la localización del dolor, aunque el tipo de actividad que realizas también te puede dar pistas. Si el problema no mejora después de tratarlo en casa, deberías consultar a un especialista para obtener un diagnóstico más preciso y un tratamiento adecuado.

Fuente: runtastic.com

 

Posted On 06 Jun 2018
, By

Ondas de calor que pueden ser mortales, si no se atienden

En México de 1960 a 2010 la temperatura del medio ambiente aumentó 4 grados, número que parece inofensivo a simple vista; sin embargo, en estados del país donde se rebasan los 40 grados, esos cuatro dígitos pueden ser mortales; así que la sociedad y los gobiernos deben comenzar a crear programas para la atención de las ondas de calor, advirtió el Dr. Polioptro Martínez Austria, catedrático del Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de la Universidad de las Américas Puebla.

Lo que representa una incomodidad se puede convertir en deshidratación, después en sufrir golpes de calor, paulatinamente agravará padecimientos como diabetes, cardiovasculares, renales o pulmonares, y lo que sigue es la muerte. Así es el impacto de las ondas de calor, un efecto del cambio climático en la temperatura que acongoja al mundo y que ya es revisado por la Cátedra UNESCO – UDLAP en Riesgos Hidrometeorológicos a fin de dar recomendaciones preventivas que mitiguen el choque del fenómeno.

A través del mencionado organismo, el Dr. Martínez Austria presentó un estudio en el cual pone de ejemplo a Culiacán, Sinaloa, un estado con tendencia de temperaturas altas que desde 1960 a 2010 ha sufrido del aumento de 4 grados centígrados, dígitos que parecen inofensivos si no tuviera días de más de 40º, cuestión que afecta a la salud humana de diversas maneras e incluso provoca la muerte de grupos de personas. “Se ha demostrado que durante las ondas de calor la mortalidad se incrementa de manera sustancial. Por ejemplo, en Chicago en 1995 causó 514 muertes, en Europa en 2003 produjo casi 15,000 muertes, en la Federación Rusa produjo 55,376 muertes relacionadas con este fenómeno en el año 2010”, aseguró.

Asimismo, afirmó que la gravedad de las ondas de calor depende de factores como la adaptación de los habitantes, las condiciones de humedad, su duración y el cambio de temperatura entre el día y la noche. Por esta razón, es urgente desarrollar estudios que determinen umbrales de riesgo y medidas preventivas tanto en las grandes ciudades como en las regiones donde la humedad y la alta temperatura se combinan para producir temperaturas percibidas como mayores. En estos casos, además de las medidas preventivas de hidratación y disminución de la exposición, debe prestarse atención a cualquier síntoma de agravamiento de los padecimientos y acudir de manera oportuna al médico.

El catedrático de la UDLAP también afirmó que cuando las ondas de calor duran varios días y en especial si la temperatura alta se mantiene durante la noche se pueden presentar síntomas de fatiga térmica, una llamada de atención para mejorar el cuidado y la prevención. En cualquier caso, se recomienda no subvalorar los riesgos de las ondas de calor, mantener la vigilancia y seguir los avisos y las recomendaciones de autoridades de salud y otras relevantes como las municipales, el Servicio Meteorológico Nacional y Protección Civil. Siempre que se considere que existe un riesgo por calor extremo, se debe acudir a los servicios de salud.

Posted On 05 Jun 2018
, By

Los 3 macronutrientes que mejorarán tu rendimiento

¿Quieres mejorar tu rendimiento deportivo? Una dieta equilibrada y sana es tan importante como un entrenamiento regular e intenso. Los dos trabajan mano a mano para ayudar a los deportistas a alcanzar todo su potencial. El cuerpo es como un coche: no puede trabajar si no obtiene el carburante adecuado.

Cuando tienes una nutrición adecuada, ves mejoras en tu rendimiento. Si no le das al cuerpo los nutrientes que necesita, no será capaz de beneficiarse de los entrenamientos. Por ejemplo, los músculos necesitan proteína para crecer y el cuerpo necesita grasas de alta calidad para usarla para absorber vitaminas.

Distintos tipos de pasta

LOS CARBOHIDRATOS SON EL PRINCIPAL PROVEEDOR DE ENERGÍA

El macronutriente más importante y el que más energía nos proporciona es el de los carbohidratos. Algunos estudios han demostrado que la ingesta diaria de carbohidratos debería ser de entre 6 y 10 gramos por cada kilo de peso corporal. Esto supone alrededor del 50% de toda la ingesta de energía de un día. Por supuesto, hay muchos factores que determinan los carbohidratos que necesita cada persona: el sexo, el nivel de forma física, el volumen de entrenamientos y los objetivos. Para el cuerpo es muy fácil obtener energía de los carbohidratos. No requiere de un complejo proceso de conversión ni de altos niveles de oxígeno. El cuerpo produce glucosa de los carbohidratos y la almacena como glucógeno en los músculos. Si se necesita energía, se obtiene en forma de glucógeno. Éste es el caso en actividades cortas y de alta intensidad (como el entrenamiento con pesos y los esprints).

Cuando te plantees qué carbohidratos añadir a tu dieta, es importante que recuerdes que no todos son iguales. Hay mucha diferencias entre los carbohidratos simples y los complejos. Los carbohidratos simples (como el azúcar refinado y la harina no integral) no deberían ser una parte regular de una dieta equilibrada. Opta por arroz integral, boniatos, avena, legumbres y verduras. Estos alimentos cuentan con carbohidratos complejos y contienen una gran cantidad de fibra.

Si te estás preparando para una competición que dure más de 90 minutos, aumentar la ingesta de carbohidratos los 3 días antes del evento puede ser útil para llenar las reservas de glucógeno. Esto es particularmente importante si tu dieta normal tiende a ser baja en carbohidratos. Cuando hablamos de competiciones de larga duración, el cuerpo necesita una cantidad suficiente de alimentos con altos niveles de carbohidratos. Pero deberías evitar tomarlos unas 3-4 horas antes del evento. Comer en una franja de tiempo muy cercana a la actividad física puede producirte náuseas. Después del evento, tendrás la oportunidad de llenar los depósitos de energía, por ejemplo con un plato de pasta.

Nota: si lo que quieres es perder peso y quemar grasa, te recomendamos que tomes aperitivos bajos en carbohidratos (por ejemplo, queso cottage o una tortilla de verduras) después de un entrenamiento con el propio peso. Si lo que quieres es construir músculo, se recomienda combinar carbohidratos y proteínas.

Bread with avocado and scrambled eggs.

LA PROTEÍNA PROMUEVE EL CRECIMIENTO MUSCULAR

La proteína es un macronutriente tan importante como los carbohidratos, pero le proporciona al cuerpo beneficios distintos. Contiene 4 calorías por cada gramo y realiza varias funciones. La proteína ayuda al cuerpo a construir y reparar células y tejido y es vital para transportar moléculas y para las defensas del cuerpo. La proteína consiste de aminoácidos, que son componentes esenciales que el cuerpo no puede producir por sí solo. A la hora de elegir los alimentos, deberíamos centrarnos en los nueve aminoácidos esenciales: algunos ejemplos incluyen la valina, la leucina o la isoleucina.

Muchos aficionados al deporte están convencidos de que construir músculo y mejorar el rendimiento sólo es posible con la ayuda de batidos proteicos, pero esto no es cierto. Puedes obtener tus requerimientos diarios de proteína con una dieta equilibrada. Incluso si el volumen de entrenamientos es elevado, seas hombre o mujer. El requerimiento dependerá de tu nivel de actividad. Los deportistas que quieran mantener la masa muscular necesitarán 1 gramo de proteína por cada kilo de peso corporal al día. Si quieres ganar músculo, tus requerimientos de proteína pueden alcanzar 1,2 o 1,8 gramos por cada kilo de peso corporal.

Algunos alimentos ricos en proteína de alta calidad y con aminoácidos esenciales son los huevos, la leche, los lácteos bajos en grasa y la carne y pescados magros. La soja, los cereales, los frutos secos y las legumbres también son fuentes excelentes de proteína. Dado que la proteína animal contiene grasas saturadas y colesterol, deberías mantener un equilibrio de proteínas animales y vegetales. Lo mejor es tomar proteína regularmente a lo largo de todo el día. Cada comida debería contener unos 30 gramos de proteína.

Almendras en un bol

CONSUME GRASA CON MODERACIÓN

Con 9 calorías por cada gramo, la grasa contiene el doble de energía que los carbohidratos o la proteína. Así que es lógico que el cuerpo necesite este nutriente, pero en menor cantidad. Aproximadamente el 30% de tu ingesta de energía en un día debería provenir de alimentos ricos en grasas. El cuerpo no sólo necesita grasa para obtener energía, sino que la grasa también funciona como amortiguador para proteger a los órganos y es necesaria para absorber vitaminas. La grasa también contiene ácidos grasos esenciales que son necesarios para la producción de hormonas y para construir paredes celulares.

Si un deportista se ciñe a un determinado patrón nutricional, consumirá la cantidad suficiente de grasa y ácidos grasos insaturados con el consumo de aceites vegetales, frutos secos, aguacates y pescados como el salmón o el atún. Pero se debe reducir el consumo cuando se trata de grasas animales o saturadas. Así que lo más inteligente es optar por carnes magras. Las comidas altas en grasa se quedan en el estómago durante bastante tiempo. Para rendir bien, deberías evitar tomarlas el mismo día de una competición.

Para mejorar tu rendimiento, es esencial mantener una dieta rica en los tres macronutrientes: carbohidratos, proteína y grasa.

Come limpio, entrena duro y verás resultados.

Fuente: runtastic.com

Posted On 30 May 2018
, By

5 Alimentos aparentemente saludables que debes evitar

Cada día parece llegar al mercado un nuevo alimento milagro que nos va a ayudar a perder algunos kilos, aumentar la energía y mejorar nuestro sistema inmunológico. Los productos “saludables” están de moda en los supermercados, pero no son ninguna novedad: desde hace décadas la industria alimentaria también se dirige a los consumidores que se preocupan por la salud ofreciéndoles productos que “aparentemente” son saludables pero que en realidad están cargados de aditivos, químicos e ingredientes de dudosa calidad. A pesar de presentarse como alimentos saludables y nutritivos, muchos de estos productos no solo aparentan ser algo que no son, sino que pueden incluso tener un impacto negativo en la salud.

Está claro que algunos productos engañan, ¿pero con cuáles deberíamos tener más cuidado? Estos son los alimentos “aparentemente” saludables que podrían perjudicar tu salud y las opciones alternativas que te convienen en cada caso.

LOS 5 ALIMENTOS MÁS ENGAÑOSOS QUE DEBERÍAS EVITAR

1. SALMÓN DE PISCIFACTORÍA DEL ATLÁNTICO (O CUALQUIER PESCADO CRIADO EN GRANJA)

El pescado es famoso por la gran cantidad de propiedades que aporta a la salud: normalmente suele contener grasas beneficiosas para el corazón y micronutrientes esenciales, por lo que es un alimento a incluir en una dieta equilibrada. De hecho, la Asociación Americana del Corazón (AHA por sus siglas en inglés) recomienda comer al menos dos porciones de pescado a la semana.

Salmon filets

Sin embargo, en el caso del salmón, a pesar de que al pescado salvaje se le atribuyen muchos beneficios para la salud, has de saber que el salmón de piscifactoría puede afectar negativamente a la salud. Escondido tras un etiquetado que lo llama “Salmón atlántico”, parece tener una mayor cantidad de sustancias contaminantes y toxinas cancerígenas.Por si eso fuera poco, se ha descubierto que consumir pescado de piscifactoría puede suponer problemas graves de salud como la resistencia a la insulina y la obesidad.

Lo recomendable es optar por pescados más saludables para asegurarte una cantidad adecuada de ácidos grasos omega 3 y micronutrientes: el salmón salvaje de Alaska, la caballa del Atlántico y las sardinas del Pacífico, por ejemplo, son una alternativa nutritiva y deliciosa.

2. MUESLI (DE BOLSA)

Aunque el muesli suele considerarse una opción de desayuno nutritiva y más saludable que otros dulces como la bollería industrial o los cereales cargados de azúcar, tenemos que tener en cuenta que el muesli de las baldas de los supermercados también suele tener una cantidad considerable de azúcar y calorías vacías (¡tanta que debería considerarse más un postre dulce que otra cosa!). Darle al cuerpo tanta azúcar por la mañana puede tener efectos perjudiciales en tu salud, tal y como indican los estudios que analizan la conexión entre una ingesta elevada de azúcar con una alta probabilidad de desarrollar cáncer, diabetes y obesidad.

Como alternativa a los mueslis que tienen más de 8-12 gramos de azúcar por porción, te recomiendo prepararte tu propia mezcla (¡o barritas de granola!) en casa con ingredientes nutritivos como los copos de avena, los frutos secos, las semillas y la fruta seca, por ejemplo. También puedes añadirle a tu yogur otros ingredientes muy beneficiosos para la salud como las semillas de chía y de cáñamo para darles un toque aún más crujiente, en vez de utilizar muesli.

Pudín de chía

3. ZUMOS DE FRUTA

Hay mucha gente que se imagina un zumo en la mesa cuando se le pide que piense en un desayuno equilibrado. No obstante, los zumos de fruta son algo que deberíamos quitar de nuestra lista de la compra. Suelen estar llenísimos de azúcar y carecen de la fibra beneficiosa que tiene la fruta entera. Este último dato es importante porque la fibra ayuda a reducir la absorción de azúcar en la sangre para prevenir las subidas y bajadas del nivel de azúcar en la sangre y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes, obesidad e hipertensión.

Zumo de fruta

La fruta entera como las naranjas, las manzanas y las uvas, por ejemplo, son una mejor opción que los dulces zumos de fruta. No solo aportan muchísimas vitaminas y minerales importantes, sino que son ricos en fibra por lo que ayudan a mantener un buen nivel de azúcar en la sangre y a gozar de mejor salud.

4. CHIPS DE VERDURA

Por mucho que suene tentador e inocente tomar chips de verdura como aperitivo, en general no son nada saludables. De hecho, muchos de los chips que se compran en tienda se han frito con muchísimo aceite y tienen cantidades elevadísimas de sodio, grasa y otros ingredientes añadidos que te conviene evitar.

En vez de comprarte una bolsa de estos fritos, prueba a hacerte algunos chips de verdura en casa con col rizada, zanahorias, calabacines o rábanos. Si tienes antojo de algo salado, otra buena alternativa son las palomitas caseras, los garbanzos tostados y las semillas tostadas.

Garbanzos

5. EDULCORANTES ARTIFICIALES

Las tiendas están llenas de edulcorantes que se esconden tras etiquetas que los califican de “saludables”, pero que en realidad se alejan bastante de las propiedades de un producto beneficioso para la salud. Los estudios concluyen que los edulcorantes artificiales como el aspartamo, la sucralosa y la sacarina pueden incluso aumentar el apetito (¡y los antojos!) y contribuir al aumento de peso o alterar la salud intestinal.

Evita los productos que aseguran ser “dietéticos” o “light” y estén cargados de edulcorantes artificiales. Puedes endulzar las cosas por tu cuenta con fruta fresca, estevia, miel sin refinar o sirope natural de arce, por ejemplo: le darán un toque de sabor a tus platos dulces y calmarán tus antojos de azúcar sin necesidad de meterte en el cuerpo los aditivos químicos de los edulcorantes artificiales.

REFLEXIONES

En vez de decantarte por alimentos altamente procesados, llenos de aditivos y químicos, intenta incluir en tu dieta más productos frescos y nutritivos. La fruta, la verdura, los granos enteros, las legumbres y la carne no procesada te aportan valiosos nutrientes y beneficios para la salud. Realiza cambios simples en tu dieta del día a día cuando vayas a degustar tus platos preferidos y así evitarás algunos de los efectos nocivos en tu salud.

Fuente:

Posted On 30 May 2018
, By

6 ALIMENTOS QUE TE AYUDAN A COMBATIR LOS ANTOJOS DE DULCE

Casi todas las dietas (veganas, paleo, cetogénica, etc.) tienen algo en común: todas recomiendan eliminar el azúcar añadido. Estos azúcares se suelen añadir a los alimentos para darles más sabor (sobre todo a los bajos en grasas) o para hacerlos más dulces. Pero a diferencia de los azúcares naturales que se encuentran en las frutas, los azúcares añadidos pueden minar tu salud. Y lo que es peor, estos azúcares crean una gran adicción.

Azúcares

Si alguna vez has intentado dejar el azúcar por algún periodo de tiempo ya sabrás lo difícil que puede llegar a ser. Tartas, galletas y otros dulces son los sospechosos habituales, pero el azúcar añadido también se encuentra en alimentos insospechables como el pan, el yogur y la salsa de tomate. Pero si consigues dejar el azúcar y optar por otros alimentos el esfuerzo valdrá la pena. Además de quitarte unos kilos de más también tendrás más energía para ir a por esos 5K por la mañana, reducirás el riesgo de diabetes, dormirás mejor y reducirás los problemas estomacales como el estreñimiento o la hinchazón.

Si tus antojos te están impidiendo llevar una dieta libre de azúcares añadidos, añadir los siguientes alimentos a tu dieta te puede ayudar a eliminar esos antojos para siempre. ¿Y lo mejor? Que cuando los tomas regularmente el cuerpo empezará a pedírtelos en lugar de pedirte dulces.

1. PROTEÍNA

Reemplazar los alimentos azucarados con proteína es una de las mejores maneras de estabilizar los niveles de azúcar en sangre. De hecho, dependiendo del alimento, una comida rica en proteína puede reducir la absorción de azúcar y prevenir los picos de glucosa que, a cambio, reducen tus antojos. Tomar más proteína no significa que tengas que estar comiendo filetes todo el día. También puedes optar por pollo, lentejas, habas, pescados, huevos y productos lácteos (como el yogur o el kéfir) también son buenas fuentes proteicas.

2. GRASAS SALUDABLES

Aunque las grasas han gozado de mala fama en el pasado, los expertos por fin se han dado cuenta de que las grasas saludables son geniales para el cuerpo, sobre todo cuando estás haciendo la transición hacia una dieta sin azúcares. Cuando se trata de quemar energía, el cuerpo se va primero a por el azúcar. Y una vez que ha eliminado el azúcar empieza a quemar grasa. Además de usar las fuentes de grasa para quemar energía, también empezará a quemar todas las reservas de grasa que tengas acumuladas. Así que tu cuerpo se volverá magro, una máquina quemagrasas y además se acostumbrará a usar la grasa como combustible, de forma que tendrás antojos de grasa y no de azúcar.

Las mejores grasas que puedes añadir a tu dieta son los aguacates, que también son ricos en proteína; mantequillas producidas de fuentes alimentadas con vegetales (no confundir con mantecas vegetales como la margarina); aceite de oliva virgen extra; y alimentos ricos en ácidos grasos omega 3, como los frutos secos, el pescado graso, las semillas y las verduras de hoja verde. También recomiendo el aceite de coco. El aceite de coco es muy saludable y debería formar parte de tu dieta. El aceite de coco es alto en grasas saturadas (saludables) y la Asociación Americana del Corazón recomienda no consumir más de 30 y 20 gramos al día, en hombres y mujeres respectivamente. La buena noticia es que es poco probable que vayas a sobrepasar ese límite, a no ser que lleves una dieta alta en grasas y baja en carbohidratos, como la cetogénica.

Tortillas con hummus, aguacate y perejil

3. FIBRA

Las estanterías de los supermercados están plagadas de alimentos enriquecidos con fibra (es decir, la fibra se añade de forma artificial al procesarlos), pero si quieres librarte de los antojos, deberías optar por alimentos que sean altos en fibra soluble natural, como los frutos secos, las semillas de linaza, los frutos rojos y las zanahorias. La fibra de estos alimentos ralentiza la velocidad de la digestión, que estabiliza a su vez los niveles de azúcar en sangre. Este proceso reduce de forma efectiva los picos de azúcar, así como el riesgo de diabetes.

Otro beneficio de las dietas altas en fibra es que te sentirás saciado durante más tiempo, ya que la comida no se digiere tan rápidamente. Esto se traduce en que tomarás menos aperitivos a lo largo del día y tendrás menos antojos después de las comidas. Puede que incluso llegues a perder un par de kilos por estar saciado durante más tiempo.

4. PROBIÓTICOS

¿Qué tienen que ver los alimentos ricos en probióticos con el reducir los antojos de dulce? Pues mucho. Los probióticos son los enemigos naturales del hongo cándida, que puede causar problemas de salud, como sarpullidos en la piel como la soriasis, obnulación, subida de peso yhongos vaginales. El hongo cándida se nutre de azúcar, así que si no se controla puede llevarte a tener antojos de dulce muy intensos ya que está buscando su fuente de alimentación primaria. Al eliminar el azúcar puedes hacer que el hongo tenga mucha hambre, pero si añades probióticos a tu dieta, ellos pueden combatir esos resultados. Tomando más probióticos, se favorece a la bacteria beneficiosa del intestino, mientras que las bacterias dañinas como el hongo cándida se mantienen en una proporción saludable (lo ideal es un 85% de buenas y neutrales y un 15% de dañinas). Esto quiere decir que tendrás menos antojos de dulce, mejorarás el aspecto de tu piel, tu estómago vivirá más feliz y potenciarás tu sistema inmunológico.

El kéfir, el vinagre de sidra de manzana, el yogur griego (natural y a poder ser de variedades orgánicas) y la kombucha están llenos de probióticos.

Vinagre de manzana

5. ALIMENTOS AMARGOS

Cuando te apetezca algo dulce, una de las mejores formas de combatir ese antojo es ir rápidamente a por algo amargo. Además, muchos alimentos amargos son altos en probióticos o en ácidos orgánicos, así que ayudarás a las bacterias buenas a crecer.

El chucrut, el kimchi y otros alimentos fermentados son alimentos estupendos para añadir a tus comidas o a tus ensaladas y librarte del antojo de dulce. Añadir limón o lima al agua también te puede ayudar. Los ácidos de estas frutas ayudan a ralentizar la digestión, manteniendo los niveles de azúcar en sangre y evitando la formación de picos.

6. ESPECIAS Y HIERBAS

Finalmente, aumentar la cantidad de especias le ayudará al cuerpo a deshacerse de la adicción al azúcar, a reducir los antojos y a mejorar tu salud en general.

El jengibre por ejemplo es un antiinflamatorio natural que realza la sensibilidad de la insulina, que nos protege de la diabetes. Queda fantástico si lo añades a un batido o a un té con miel y limón.

La cúrcuma es otra especia muy potente genial para combatir los antojos de azúcar. Se la conoce por bajar los niveles de azúcar y luchar contra la resistencia a la insulina. Si tus niveles de colesterol son más altos de lo que te gustaría, la cúrcuma también te puede ayudar. Una de mis formas favoritas de disfrutarla es con esta receta de cúrcuma latte.

Fuente: runtastic.com

Posted On 30 May 2018
, By

¿Por qué siempre tengo hambre? Aquí tienes 11 posibles razones

¿Te da hasta vergüenza el ruido que te hacen las tripas y el estar siempre buscando algo para comer? ¿Te preguntas cómo puedes tener siempre tanta hambre? No te preocupes, le pasa a más gente 😉 Hemos investigado un poco y hemos recopilado las 11 razones más comunes (la número 3 seguro que te sorprende).

1. ESTÁS COMIENDO MUY POCO

Vale, ésta es obvia. Pero, ¿puede ser que sencillamente no estés comiendo lo suficiente? ¿Estás entrenando mucho? Quizás es que simplemente no estés obteniendo suficiente energía y nutrientes aunque comas tres veces al día. Llevar un diario de comida puede ayudarte a descubrir si le estás dando a tu cuerpo todo lo que necesita.

2. TIENES SED

Sí, a veces confundimos el hambre con la sed. La razón es sencilla: el hipotálamo (la parte del diencéfalo y el más importante centro de control del sistema nervioso) regula tanto la sensación de hambre como la de sed. Cuando estás deshidratado, el hipotálamo puede mandar señales confusas. Por eso puede que te lances a por una barrita energética en lugar de a por vaso de agua. Asegúrate de beber una cantidad suficiente de agua y, cuando empieces a tener hambre, bebe antes de empezar a comer.

3. ESTÁS SIEMPRE EN LAS REDES SOCIALES

Instagram es un atolladero de gente comiendo cosas con una pinta tremenda. De Pinterest mejor ni hablamos. Todas estas fotos se resumen en una etiqueta: #foodporn. Con los smartphones estamos expuestos constantemente a montones de imágenes que nos hacen la boca agua. Esto es un gran problema, ya que incluso hay pruebas científicas de que sólo ver comida nos hace desarrollar la sensación de hambre. Estas imágenes incrementan los niveles de grelina, la hormona del hambre. Así que deja el teléfono apartado. ¿Muy difícil? Entonces intenta evitar esas fotos y mejor opta por ver fotos de comidas que se vean bien, pero que sean saludables, como las de nuestra app gratuita Runtasty 😉

4. ESTÁS DURMIENDO POCO

La falta de sueño tiene una gran influencia en la sensación de hambre. Dormir poco puede llevar a reducir los niveles de la hormona leptina, que es la responsable de suprimir la sensación de hambre. Al mismo tiempo, un descanso inadecuado también lleva a aumentar los niveles de grelina, la hormona del hambre, así que se estimula el apetito. Ésta es una de las razones por las que la falta de sueño se asocia a menudo con ganar peso. Los médicos recomiendan dormir entre 7 y 8 horas cada noche.

Hombre durmiendo

5. TE HAS EXCEDIDO LA NOCHE ANTERIOR

Parece que no tenga lógica, pero a menudo es cierto: si te pasas comiendo a montones la noche anterior, te despertarás con hambre a la mañana siguiente. ¿Quieres saber por qué? La ciencia no tiene una respuesta clara todavía. Una teoría pone de manifiesto la relación entre el azúcar y la insulina. Por la noche, a menudo comemos demasiados carbohidratos simples (pan blanco, pasta y alimentos con azúcar). Los altos niveles de azúcar en sangre hacen que el páncreas produzca mucha insulina. Así el ciclo se perpetúa y tendrás hambre a la mañana siguiente.

6. VAS A TENER LA MENSTRUACIÓN 

Las mujeres lo saben bien: un poco antes de tener la menstruación, podrías comer todo lo que se te ponga delante. Chocolate, helado, tartas. Todo vale. Durante la segunda parte de la menstruación, el apetito y el consumo de energía aumentan. Los niveles de progesterona son particularmente altos durante este período, así que muchas mujeres se sienten enfermas o deprimidas. Este bajón puede llevar a tener antojos que a menudo que se asocian con el síndrome premenstrual.

7. ESTÁS COMIENDO MAL

No sólo comer poco hace que tengas hambre. Comer mal también puede llevarte a tener mucha hambre. Hoy en día consumimos demasiados carbohidratos simples, mientras que reducimos las cantidades de fibra, proteína y grasas saludables. El problema es que estos nutrientes son precisamente los que el cuerpo necesita y los que te hacen llenarte. Asegúrate de que sigues una dieta equilibrada y de que haces comidas regulares. Esto nos lleva al siguiente punto…

8. TE ESTÁS SALTANDO COMIDAS

Se te han pegado las sábanas y ya no tienes tiempo para desayunar. Estás estresado en el trabajo, así que te saltas la comida… Por la tarde, tienes tanta hambre que te podrías comer una vaca. Normal, teniendo en cuenta que te estás saltando comidas. Hay veces que ni nos damos cuenta del hambre que tenemos hasta que nos paramos un minuto y oímos cómo nos rugen las tripas. Sólo hay un método para evitar esta situación: ¡comer de forma regular! Haz tres comidas regulares y, si es posible, come uno o dos aperitivos al día. Es la mejor manera de mantener el hambre a raya.

Puñado de almendras

9. TE ABURRES

¿Tienes hambre de verdad o es puro aburrimiento? A veces es difícil distinguir. ¿Te apetecería una manzana o un puñado de frutos secos? ¿No? Entonces no es hambre, sólo estás buscando algo para mantenerte ocupado. Busca otra forma de distraerte. Prueba a hacer ejercicio, leer un libro o quedar con amigos.

10. ESTÁS TOMANDO MEDICACIÓN

Algunos medicamentos pueden estimular el apetito y el hambre, como los antidepresivos por ejemplo. Por desgracia, éste es uno de los indeseables efectos secundarios. Los antojos desaparecen cuando terminas con la medicación. Sin embargo, no es fácil luchar contra ellos si tienes que medicarte por un tiempo prolongado. En este caso, merecerá la pena que lo consultes con el médico. Puede que se pueda reducir la dosis o cambiar a otra medicación con menos efectos secundarios.

11. COMES DEMASIADO RÁPIDO

¿Eres de los que devoras en lugar de comer? Comer demasiado rápido suele llevar a ingerir más calorías de las que necesitas. Puede que tu estómago ya esté lleno, pero simplemente continúas comiendo. Come despacio y dedica tiempo a masticar bien. Tómate al menos 20 minutos para comer, ése es el tiempo que tu cerebro necesita para darse cuenta de si el estómago está lleno o no.

Fuente: runtastic.com

Posted On 30 May 2018
, By