«Tan distinto como yo».

Por: Juliana Barragán.


Reseña de la película «Tan distinto como yo».
Director : Michael Carney
Guion: Michael Carney y Alexander Foard

Un matrimonio corrompido está punto de llegar a su fin pero una persona externa logrará que el amor se reconstruya. 

Es la historia de Ron Hall y Debbie una pareja que debido a una infidelidad por parte de él están a punto de dar por terminada su vida marital.

Ron es un hombre bastante exitoso en el mundo del arte mientras que Debbie su esposa es una mujer noble, caritativa y bondadosa que se hace cargo de la casa y sus hijos.

Luego de la infidelidad por parte de Ron, Debbie decide perdonarlo y dar pauta a una nueva vida, con una condición que es que ayude en un refugio para personas sin hogar en el que ella sirve desde hace tiempo, él accede con la mejor actitud para recuperar a su esposa y el tiempo perdido. En dicho lugar conocen a un hombre de color llamado Denver quien muestra una actitud bastante agresiva y arrogante. Debbie insiste en que Ron debe entablar conversación con dicho hombre para hacer amistad, puesto que a ella le parece una persona agradable y de buen corazón aún con lo que aparenta. Con el paso del tiempo y luego de muchos intentos para lograr hablar con Denver él accede y crean una amistad bastante sólida e inspiradora. Denver logra abrir su corazón con Ron y Debbie quienes ahora son sus amigos y decide platicarles un poco de su vida y del porque prometió nunca ser amigo de una persona blanca. El hombre había recibido un muy mal trato por parte de las personas blancas desde pequeño, puesto que se convirtió en esclavo desde muy joven y había sido víctima de grandes injusticias. Luego de esto la pareja lo alienta reiterando su amistad y apoyo. Días después se enteran de que Debbie padece un cancer terminal y no hay nada que hacer al respecto, ella elige el lugar en dónde quiere ser enterrada y poco antes de morir se despide de sus hijos, esposo y Denver dejándole claro a Ron que desea que no suelte a Denver, que no lo deje solo. 

Días después de su muerte Ron parte de la ciudad rompiendo la promesa que le había hecho a su esposa y deja desamparando a Denver, se muda a casa de un amigo en dónde escribe un libro acerca de su historia. El remordimiento y el hecho de no romper su palabra hace que regrese por Denver. Luego de una charla visitan la tumba de Debbie y acuerdan viajar por el mundo para contar la historia que los unió y que dejó su corazón lleno de amor.

«Todos somos distintos, todos tenemos algo en particular que nos caracteriza pero así como somos tan diferentes, todos compartimos el mismo aire, el mismo cielo y el mismo planeta lo que nos recuerda que aún con tus múltiples cualidades, defectos o características físicas no eres superior ni inferior a mi ni a nadie solo eres tan distinto como yo».

Juliana Barragán
Estudiante de comunicación gráfica.

La música me inspira y mi corazón llena de alegría
pero lo que más amo en esta vida es a mi familia.