Expresiones artísticas, canales de expresión que pueden efectuar cambios sociales: egresada UDLAP

Continuando con las celebraciones del 50 aniversario del movimiento estudiantil de 1968, la Universidad de las Américas Puebla realizó la ponencia “Sonidos psicodélicos post-Tlatelolco: ¿Experimentalismo contracultural?, impartida por la Dra. Ana R. Alonso Minutti, profesora asociada de Musicología de la Universidad de Nuevo México y primera egresada de la Licenciatura en Música de la UDLAP, quien habló sobre los acontecimientos musicales que vienen post al movimiento Tlatelolco.

“El objetivo de esta ponencia fue darles a conocer a los jóvenes sobre Quanta, grupo de improvisación colectiva que estuvo activo en 1970-1972 y cuya práctica resonó con una actitud de inconformismo y de protesta en jóvenes universitarios y jóvenes profesionistas que estaban muy desilusionados después de lo que había pasado en el 68 en Tlatelolco”, explicó en entrevista la Dra. Ana R. Alonso Minutti.

Sobre el grupo Quanta, la egresada de la UDLAP, comentó que su función principal fue el de abrir espacios de diálogo, de interacción con un público y clases sociales diversas, para plantear una especia de comunidad sonora y musical en donde también la audiencia podía participar. “Su actitud rebelde, su actitud contracultural fue un detonador que animó a muchos jóvenes a identificarse con ese sentimiento de oposición ante el régimen político de represión”, expresó.

Al ser cuestionada sobre la importancia de la música en el cambio del comportamiento social, afirmó que todas las expresiones artísticas, incluida la música, son canales de expresión; “primero, porque a través de ellas podemos denunciar lo que está pasando de una manera artística; segundo son espacios para imaginar una mejor sociedad y para imaginar cómo se ve el cambio que queremos y lo hagamos sonar; y tercero, es una herramienta muy poderosa para crear una especie de comunidad en la que todos juntos efectuemos el cambio que queremos realizar”, afirmó la Dra. Alonso Minutti.

Finalmente, la egresada de la UDLAP destacó que el arte también es una alternativa para luchar: “Las situaciones artísticas siempre van de la mano con las realidades tangibles del día a día, es por ello que en está plática mencioné que al salir a la calle y el no estar confinados en una sala de concierto, Quanta abrió espacios para traer un despertar social. Por todo esto creo que la música sí puede efectuar cambios sociales”.

Las actividades de celebración del 50 aniversario del movimiento estudiantil de 1968 continuarán con la puesta en escena de la obra Regina, un musical para una nación que despierta, la cual iniciará su temporada el 26 de octubre a las 19:30 horas en el Auditorio Guillermo y Sofia Jenkins de la UDLAP.

 

About the Author

Related Posts

Leave a Reply

*