Líderes Indígenas continúan su formación en programa impartido por la UDLAP

Durante la tercera semana de actividades de la octava edición del Programa de Liderazgo para Jóvenes Indígenas, impartido en la Universidad de las Américas Puebla, los participantes continuaron aprendiendo sobrederechos lingüísticos, lengua, identidad y migración, traducción escrita y oral, movimiento internacional indígena, diplomacia cultural, variación lingüística e identidad y ambientalismos indígenas.

Durante esta semana, la Dra. Myrna Iglesias, profesora de tiempo completo del Departamento de Lenguas de la UDLAP, y quien lleva tres años colaborando en el programa, impartió tres cátedras relacionadas a la diversidad lingüística, el contacto entre lenguas y el mantenimiento y revitalización de lenguas originarias, todo en el marco de los derechos humanos y lingüísticos. “Es muy importante trabajar en el estudio de la lengua para poder formar ciudadanos activos y participativos en los cambios sociales”, comentó en entrevista la académica UDLAP.

La Dra. Myrna Iglesias recalcó la importancia de que estos chicos estén bien informados, formados y consientes de la importancia que tienen sus lenguas, la diversidad lingüística y su participación en la política pública, para así, incidir en los espacios de educación y salud. “Si no empezamos por ahí no podremos continuar, es muy importante que la gente que habla lenguas originarias tenga la conciencia y el conocimiento de qué tan importantes son. Desde ese punto de vista, estamos proponiendo que la educación en lenguas indígenas se haga para la participación social y no solamente para que se quede en el ámbito familiar o de la comunidad” concluyó la académica UDLAP.

Cabe la pena resaltar que, durante esta edición, el programa contó con la participación de jóvenes de diversos pueblos indígenas, quienes fueron estrictamente seleccionados de las 152 solicitudes recibidas. Entre las lenguas que hablan los participantes se encuentran el náhuatl, tzeltal, maya, totonaca, cachiquel, zapoteco, chatino, mixe, otomí y matlatzinca, así pues, gracias a esta diversidad lingüística y cultural se generó un mayor intercambio de conocimientos multiculturales.

Asimismo, como parte de las actividades recreativas del programa y como cierre de la penúltima semana de actividades, los jóvenes tuvieron la oportunidad de viajar a la Ciudad de México y hacer un recorrido por algunos lugares turísticos y representativos como: Bellas Artes, el Museo de Memoria y Tolerancia y el Museo Moral de Diego Rivera, llevándose así también, un poco más de enriquecimiento cultural.

About the Author

Related Posts

Leave a Reply

*