Financiamiento MRR, ¿qué es y cómo beneficia a los emprendimientos en la economía digital?

En una nueva economía impulsada por el cambio y la adopción tecnológica que supuso la pandemia por COVID-19, es crucial apoyar a las empresas que brindan servicios y que no cuentan con activos tangibles. De hecho, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en México el 80% de los emprendimientos muere antes del primer lustro de existencia. Además, según un reporte del Instituto del Fracaso (2013), 65% de los emprendedores dijo que los ingresos insuficientes para subsistir los orillaron a cerrar, mientras que 38% aseguró que fracasaron por problemas de financiamiento. 

Ante ello, las líneas de financiamiento basadas en ingresos mensuales recurrentes (MRR – Monthly Recurring Revenue, en inglés) son una solución para las empresas que buscan expandir sus negocios. Especialmente aquellas que por su modelo perciben ingresos mensuales constantes de sus usuarios, pueden verse beneficiadas de solicitar financiamiento basado en MRR. Como ejemplo de ello, se encuentran las que brindan servicios como e-commerce, software (SaaS – Software as a Service), alquiler, clubes de suscripción, IaaS (Infraestructure as a Service), servicios de limpieza y seguridad de condominios, entre otros.

En un mundo digital no podemos solicitar siempre activos tangibles, como bienes inmuebles o automotrices como garantía, para financiar a empresas que buscan crecer. Es preciso cambiar la perspectiva de las instituciones financieras tradicionales y otorgar créditos a través de nuevas formas que ayuden a conocer la seguridad de una empresa. Sólo así, como ecosistema, podremos contribuir a que México reactive su economía, mientras se apoya al emprendimiento”, explica Miguel Bonilla, Country Manager en México de a55, la fintech de origen brasileño que inició operaciones en México en enero de 2020 y que ya dispersó más de $80 millones de pesos (más de USD$ 4 millones) en créditos empresariales. 

Una línea de financiamiento MRR puede ser la respuesta para empresas que necesitan capital de trabajo para crecer y que ya tienen una tracción probada, pues pueden dar fe de su capacidad de desarrollo y escalabilidad. Mientras, una firma de financiamiento que apoye a empresas a través de este modelo, puede tomar como compromiso de repago un porcentaje del MRR de la empresa solicitante, como es el caso de a55, que ha financiado a empresas como Vexi, Algarabía y Gaia, entre otras.  

En la práctica, las líneas de financiamiento de MRR permiten a las empresas invertir en su expansión comercial, optimizar su adquisición de clientes, contratar nuevos empleados e incluso hacer que las operaciones, fusiones y adquisiciones sean viables, sin necesidad de ningún tipo de dilución corporativa y sin comprometer las finanzas de la compañía. Además, no hay un interés extravagante.

Al respecto, a55 ha lanzado productos como “MRR Prime”, con créditos empresariales de 1 a 5 millones de pesos; “MRR Digital”, de 500 mil a 1 millón de pesos; y la línea “AdsFinance”, con préstamos para financiar campañas digitales vía Google Ads, o Facebook Ads. 

La banca tradicional ha hecho parecer que las garantías reales de una empresa pueden medirse con activos tangibles. Sin embargo, en una economía digital, el MRR es mucho más atractivo y certero porque mide el crecimiento y el rendimiento de una empresa y puede ayudar a predecir cuánto ganará en un período determinado e, incluso, imaginar su crecimiento. Además, el MRR también presenta información sobre la aceptación de planes en el mercado, así como su grado de aprobación, ineficiencia, renovación, etc.

Sabemos que las empresas de la economía digital son clave para la reactivación económica y queremos ser el aliado que las impulse para lograr su mayor potencial. El crecimiento del e-commerce con el consecuente aumento en la demanda de pagos y suscripciones digitales, permite que este nuevo esquema de crédito basado en los ingresos constantes sea el impulsor que necesitan los emprendedores para contribuir al crecimiento tecnológico y económico del país”, concluyó Hugo Mathecowitsch, CEO y cofundador de a55.