Lanzan videos para que más de 6 millones de personas de pueblos originarios tengan información en su lengua para decidir sobre megaproyectos

  • #QueSepanQueSabemos ya lanzó una de sus acciones en las que creó 13 videos de animación en 12 lenguas indígenas y variantes lingüísticas en los que se aborda el derecho de los pueblos a la libre determinación y autonomía ante megaproyectos. Esas lenguas son habladas en 13 estados y 289 municipios habitados por más de 6 millones de personas que auto adscriben o consideran indígenas y más de 2.5 millones de personas hablantes. 
  • Incluye acciones de comunicación y capacitación sobre participación informada en 24 entidades en las que viven 122,245,004 millones de personas de las cuales 51% son mujeres, 30% adolescentes y jóvenes, 19% indígenas, 2% afromexicanas, 16% son personas con discapacidad y 5% migrantes. 
  • En esos estados se han identificado al menos 329 megaproyectos existentes o previstos que pueden afectar derechos humanos y cambiar la vida cotidiana. Los sectores a los que pertenecen los megaproyectos son: 200 del sector de Infraestructura y servicios;  103 a Otros sectores, 21 al sector Energético y 5 al sector Agroindustrial. Las cinco entidades federativas con mayor afectación son: Oaxaca (46), la Ciudad de México (38), Quintana Roo (23), el Estado de México (22) y Chiapas (21).
Para contribuir al conocimiento y ejercicio de los derechos de los pueblos originarios, considerando que el Estado aún no cumple cabalmente su obligación de promoverlos, la iniciativa #Quesepanquesabemos lanzó 13 videos de animación sobre los derechos colectivos de los pueblos indígenas ante megaproyectos en 12 lenguas indígenas y variantes lingüísticas y uno en español.  

Las lenguas son: Ralámuli (Tarahumara del centro), P’orhepicha (Purépecha), Jñatjo (Mazahua del Oriente), Mexikatlahtolli (Náhuatl de la Huasteca Hidalguense), Náhuatlahtolli (Náhuatl del Centro Alto), Nahwatlahtolli (Náhuatl de la región de la montaña de Guerrero),  Nawatlajtolli (Náhuatl de la Huasteca Potosina), Maseual (Náhuatl de la Sierra Nororiental de Puebla), Tu’un da’vi (Mixteco del Oeste Alto), Bats’il k’op (Tseltal del Norte), Maaya t’aan (Maya), Teenek (Teenek Región Huasteca Potosina). 

Dichas lenguas son habladas en 13 estados y 289 municipios en los que hay 6,014,178 personas que se identifican a sí mismas como indígenas y 2,560,328 son personas mayores de 3 años hablantes de alguna de las lenguas y variantes seleccionadas.

En el lanzamiento virtual estuvieron presentes 87 personas de 99 organizaciones indígenas, organizaciones de la sociedad civil, colectivas, instituciones de investigación y docencia entre otros grupos.  

La iniciativa general en la que está englobada esta acción busca reducir las asimetrías de información y poder entre personas que habitan México para aumentar la participación informada de las mujeres, personas jóvenes, pueblos y comunidades indígenas y afromexicanos, personas con discapacidad y personas migrantes en la toma de decisiones sobre sus territorios, en el marco de la creación o desarrollo de más de 329 megaproyectos del país agroindustriales, energéticos, extractivos, de infraestructura y servicios, turísticos, inmobiliarios, de residuos, industriales y de otros tipos en 24 entidades de interés, los cuales iniciaron en el contexto de la emergencia sanitaria por COVID 19 y de la reactivación económica derivada de esta emergencia (en los años 2020, 2021 y hasta marzo de 2022).

#Quesepanquesabemos es impulsada por Cohesión Comunitaria e Innovación Social A.C. (CCIS) y busca que  quienes viven en los territorios susceptibles de ser afectados por estos  megaproyectos puedan decidir sobre ellos.

Cada uno de estos megaproyectos tiene impactos -tanto negativos como positivos-, de carácter social, cultural, ambiental y económico, que no suelen informarse antes a quienes viven y transitan en los territorios en los que se hacen o se pretenden hacer para que puedan participar en la toma de decisiones sobre si se hacen, si no se hacen o como se hacen los megaproyectos. Pero pese a que en la Constitución Política de los Estados Mexicanos, diversos Pactos Internacionales, Convenciones y Declaraciones de derechos o  el Acuerdo Regional de Escazú se reconoce el derecho a la participación informada de todas las personas en la toma de decisiones que les interesan, conciernen, atañen o afectan y derechos específicos de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanos, las mujeres, personas adolescentes, las personas con discapacidad y las personas móviles, las decisiones sobre lo que se hace en los territorios las suelen tomar quienes tienen poder político, poder económico o son propietarios de las tierras sin involucrar al resto de la población”, afirmó Suhayla Bazbaz, directora de la agrupación.

De los 329 proyectos identificados, 200 corresponden al sector de Infraestructura y servicios, 103 a otros sectores, 21 al sector Energético y 5 al sector Agroindustrial.

La 5 entidades federativas de interés en las que se localizaron más proyectos son: Oaxaca (46), la Ciudad de México (38), Quintana Roo (23), el Estado de México (22) y Chiapas (21); mientras que las 5 entidades de interés en las que se localizaron menos proyectos son: Durango (6), Querétaro (6), Aguascalientes (4), Morelos (3) y Tlaxcala (3).

Es necesario que la información puesta a disposición de los pueblos sea en sus propios idiomas y considere su identidad, cultural, costumbres, tradiciones y cosmovisiones. Y se les debe informar quiénes harán los proyectos, en qué ubicación, durante cuánto tiempo, con qué tecnología y cuáles serán los impactos sociales, culturales, ambientales y económicos que tendrán los proyectos -los positivos pero principalmente los negativos- desde su planeación y construcción hasta su operación y cierre. Esto contribuye no solo a los derechos lingüísticos de los pueblos sino también a su derecho al territorio y a la libre determinación y autonomía”, agregó Bazbaz.

La iniciativa trabaja sobre cuatro estrategias: documentos y acciones de comunicación tradicional, alternativa y disruptiva; Información accesible para pueblos y comunidades indígenas y afromexicanos y para personas con discapacidad para la participación informada en la toma de decisiones sobre proyectos ; Formación para la acción de sujetas y sujetos titulares de grupos prioritarios en su derecho a la participación informada e Interlocución con autoridades y empresas para incidir en la generación y publicación de información relacionada con proyectos.

La información que se ponga a disposición de los pueblos debe ser en sus propios idiomas y considere su identidad, cultural, costumbres, tradiciones y cosmovisiones. Y se les debe informar quiénes harán los proyectos, en qué ubicación, durante cuánto tiempo, con qué tecnología y cuáles serán los impactos sociales, culturales, ambientales y económicos que tendrán los proyectos -los positivos pero principalmente los negativos- desde su planeación y construcción hasta su operación y cierre. Esto contribuye no solo a los derechos lingüísticos de los pueblos sino también a su derecho al territorio y a la libre determinación y autonomía”, agregó Bazbaz.
 
Sobre #Quesepanquesabemos Sitio web: http://quesepanquesabemos.com/

Sobre las demás estrategias de la iniciativa

  • En la estrategia de información accesible, #QueSepanQueSabemos también va a crear materiales en formatos accesibles para personas con discapacidad sobre su derecho a la participación informada en la toma de decisiones sobre megaproyectos. Estos serán en formato de lectura fácil, Braille, audio texto y lengua de señas mexicana. 
  • En cuanto a las demás estrategias, entre abril y junio CCIS facilitó un proceso de formación para la acción con 44 personas de 18 estados y 32 municipios. Los temas abordados fueron territorios y cambios en el contexto actual, sujetas y sujetos y derechos, proyectos e impactos generales, impactos específicos y diferenciados, obligaciones de autoridades y responsabilidades de empresas e instituciones financieras, riesgos, planes de seguridad y medidas de protección y posibles estrategias y cursos de acción para la defensa de los derechos y de los territorios. 
  • En los próximos meses #QueSepanQueSabemos ejecutará una estrategia de interlocución e incidencia con autoridades para que generen y publiquen información relacionada con la realización de megaproyectos. Se han revisado 81 instrumentos normativos en los que se identificaron 350 obligaciones aplicables a partir de las cuales se determinaron 50 propuestas concretas y accionables en el corto y mediano plazo. Además, la iniciativa buscará una interlocución con empresas de los sectores a los que corresponden los megaproyectos para incidir en el conocimiento y cumplimiento de su responsabilidad de respetar los derechos humanos de quienes pueden ser afectados por sus actividades empresariales, incluido el derecho a la información para la participación en la toma de decisiones sobre megaproyectos que promuevan. 

Sobre CCIS: organización civil formada por personas que trabajan para fortalecer la cohesión comunitaria y fomentar la innovación en México. Fue constituida legalmente en 2009. Su sitio es www.cohesioncomunitaria.org