«Eterno resplandor de una mente sin recuerdos»

Por: Geisel Uriel Uribe Ruiz.

Reseña de la película: «Eterno resplandor de una mente sin recuerdos».

Nombres del director: Michel Gondry.

Nombre de los guionistas: Charlie Kaufman.

Mantener una relación estable es difícil, conectar con la persona adecuada y cuidar tu relación un largo tiempo es complicado para las personas.

Joel es una persona que ocasionalmente tiene impulsos por viajar a un lugar del cual no se siente seguro de que conexión tiene, en ese pequeño escape siempre mira a una chica en el camino y algunas veces retrata su cara en papel.

La historia nos muestra escenarios diferentes donde Joel vive momentos con una chica llamada Clementine, al principio pudiera parecer que es la primera vez que ambos se miran, y que esta historia de amor es la más rápida y sorprendente que hayamos visto, con personas que solo son pasajeras y no tienen importancia, pero a medida que esta historia avanza, todo empieza a cobrar un sentido.

Joel y Clementine se han conocido antes, pero no tienen recuerdos de aquella historia de amor y decepción que ya han vivido, pues ambos se han sometido a un programa de borrado de memoria, así que están destinados a vivir una situación donde tendrán que olvidar y volver a conocerse algunas veces.

Una de las ocasiones donde vemos a Joel someterse al proceso, podemos ver como funciona el borrado de memoria, la persona comienza a entrar en un sueño donde se miran todos los momentos que vivió con el ser que quiere olvidar, pero, aunque Joel accedió voluntariamente a el borrado, comienza a arrepentirse y perderse por su mente, pues al tratar de salvar alguno de los recuerdos de Clementine, la lleva por situaciones de su vida donde ella no estaba, saliendo del mapa de recuerdos, y buscando que ella se quede en su mente de cualquier forma.

El proceso tarda mas de lo esperado debido a la insistencia de Joel por mantener el recuerdo de su amada, pero finalmente logran borrarla, pasan los días y el proceso parece que fue un éxito, pero Joel vuelve a su rutina, se levanta para ir al trabajo, y siente un impulso que lo lleva a ir a un lugar con el que siente una conexión, viendo a una chica muy peculiar en el camino…

Por cuestiones del destino llegan a sus manos las cintas del proceso de borrado de memoria y se dan cuenta de lo que sus versiones anteriores pensaban de ellos, cayendo en un dilema, donde no saben si realmente piensan eso uno del otro, pero dándose una nueva oportunidad para estar juntos.

Es una película que nos demuestra lo complicado que es el amor, y que, aunque hubiera una solución al dolor y decepción que se siente perder a alguien, siempre volveríamos al mismo camino, muchas veces pensamos en lo fácil que sería si pudiéramos borrar por completo porque nos cegamos ante lo malo que vivimos, pero la vida y el amor están llenos de momentos que nos llenan de alegría.

COLUMNISTA DE CINE: GEISEL URIEL URIBE RUIZ.

ESTUDIANTE DE COMUNICACIÓN
APASIONADO POR MOSTRAR EL MUNDO VISUAL
DE MANERA ESCRITA.

INSTAGRAM: @_uriels

Deja una respuesta

*