Fondeados.

Por: Juliana Barragán.


Reseña de la película «Fondeados».
Director :Marcos Bucay.
Guion: Marcos Bucay

Dos grandes amigos con personalidades totalmente distintas viven juntos en un apartamento, ambos treintañeros egresados de la carrera de mercadotecnia, sin trabajo pero con grandes aspiraciones laborales. 

Julio un joven que busca la aceptación y el reconocimiento de la sociedad invita a su amigo Blass a una reunión de emprendedores en dónde planea entablar conversación con un excompañero que al parecer le a ido bien ya que triunfó en el medio del emprendimiento. Al llegar a dicha reunión Julio se percata de que todos allí son “exitosos” porque de alguna manera se han establecido en el mercado lo que provoca en el una crisis de impotencia preguntándose porque sus amigos triunfan y él y su amigo no.

En la reunión se acerca un joven que tiene un negocio de estupefacientes y les ofrece su nuevo producto que promete causará un nivel de concentración bastante elevado, ambos lo guardan y posteriormente sale de la reunión. Luego de unos tragos de alcohol por la decepción, comienzan a generar ideas para su nuevo proyecto y al no tener una buena, ingieren las pastillas de la concentración. Al día siguiente se despiertan con la noticia de que en todo internet circula un video en donde ambos salen a cuadro dando a conocer su aplicación “La firmaderia” esta consiste en que los usuarios que la descarguen podrán firmar peticiones y hacer donaciones a favor del mundo, al mismo tiempo es un videojuego y una red social, aparenta ser bastante exitosa. Luego de que una gran multitud de gente invierte en la app haciendo donaciones, una empresa que se encarga de proporcionar fondos a emprendedores o proyectos prometedores se encarga de buscar a los creadores de la mencionada app. Natalia es la mujer encargada llevar a “La firmaderia” al éxito, entabla conversación con Julio quien parece estar al frente de la publicidad e imagen, la conexión es inexplicable y ambos se dejan llevar por lo que siente el corazón. Mientras que Blass se encarga de lo verdaderamente importante pues sólo se tiene la idea pero no hay aplicación, con ayuda de la gente contratada intenta que el proyecto se mantenga. Luego de algunos percances con Julio, Blass decide corromper la aplicación por el bien de ambos amigos, desatando el despido de Natalia, la banca rota de la empresa que los patrocinó y el rompimiento de la amistad. Tiempo después ambos encuentran su verdadera pasión y cada uno se dedica a cosas distintas pero sus caminos se vuelven a unir. 

«Todos tenemos distintos intereses y proyectos de vida, no siempre habrá alguien que nos acompañe desde el inicio pero no por eso debemos dejar nuestro objetivo, es necesario tomarlo con responsabilidad y tener en cuenta lo que conlleva, además de no dejar de lado nunca lo que realmente queremos, que la influencia de la sociedad no te lleve a hacer algo con lo que no estas a gusto».

Juliana Barragán
Estudiante de comunicación gráfica.

La música me inspira y mi corazón llena de alegría
pero lo que más amo en esta vida es a mi familia.