La lista de Schindler.

Por: Juliana Barragán.


Reseña de la película «La lista de Schindler»
Director : Steven Spielberg, Marek Brodzki
Guionista: Steven Zaillian

Punto de la lista: Una película de más de tres horas/ Ganadora de un Óscar a la mejor película

Una película más del trágico holocausto de la segunda guerra mundial, este filme relata una de las historias vividas en aquella época.

Oskar Schindler, un empresario de origen alemán que busca ganarse la confianza de los nazis de cargo más alto y de los más reconocidos, esto con el fin de simpatizar para poder convencer a dichos hombres de invertir en su negocio. Schindler comienza asistiendo a reuniones en las que asisten los jefes nazis y gracias a su gran capacidad para relacionarse logra entablar amistad con distintos jerarcas. Cabe destacar que durante ese periodo los nazis ya estaban al mando de la ciudad de Cracovia, los judíos habían sido obligados a desalojar de sus hogares y eran recluidos en el gueto. Schindler había acudido a la ciudad con el fin de generar dinero, así que adquiere una fábrica de esmaltado fuera del gueto, esto con ayuda de su contador Itzhak de origen judío que tiene contactos con personas que vendían cosas ilegalmente o bien, el llamado mercado negro y con la comunidad empresarial de judíos, mismos que ayudan a Schindler a montar la fábrica a cambio de artículos que se podían cambiar por alimentos. Itzhak también ayudaba con la contabilidad, pagos y actividades financieras, se encargaba de reclutar y contratar al personal. Los trabajadores eran judíos, ya que Itzhak buscaba salvar a su comunidad de ser deportados al campo de exterminio, además de que sus sueldos eran inferiores porque así lo habían decretado los alemanes.

Poco después el oficial Amon de la SS, llega a supervisar un nuevo campo de concentración que será construido en Cracovia y Schindler se ve obligado a hacer amistad con el oficial por conveniencia.

Al término de la construcción el oficial ordena la liquidación y desalojo del gueto judío. Cabe destacar que dicho hombre era extremadamente cruel y satisfacía su felicidad a costa de la muerte de miles de personas inocentes. Schindler al enterarse, decide acudir el día del exterminio. Se ubica en la cima de una montaña en donde a lo lejos se puede presenciar el acto salvaje de desalojo. Al ser testigo de tan atroz hecho su pensamiento se ve influenciado, y decide hacer algo para ayudar, pero no es conveniente romper lazos con los nazis así que la relación continua.

Schindler decide que dejara toda la fortuna que ha conseguido para salvar al mayor número de vidas que le sea posible. Llega a un acuerdo con el oficial Amon para construir una nueva fábrica en un campo de concentración nazi, esto con el fin de mantener a salvo a sus trabajadores. Luego de un tiempo, cuando la guerra está a punto de terminar los oficiales nazis tienen indicaciones de llevar a todos los judíos a Auschwitz, el campo de exterminio más grande en donde la vida les sería arrebatada. Al enterarse Schindler con ayuda de Itzhak hacen la llamada “lista de Schindler” en donde registran a más de 800 personas como trabajadores esenciales a su cargo. Esto no hubiera sido posible sin el gran soborno por parte de Schindler a el oficial Amon, únicamente logro convencerlo a cambio de una gran cantidad de dinero. La fábrica en esta ocasión era productora de casquillos para armas y durante los meses que estuvo funcionando esta registraba baja producción ya que Schindler adquiría el producto por fuera puesto que tenía la idea de que si producía casquillos que serían utilizados para matar a personas inocentes sería infeliz el resto de su vida.

Después de un largo periodo de tiempo, la guerra finaliza y horas antes Schindler anuncia a sus trabajadores que al fin todo a terminado. Lamentablemente es simpatizante del partido nazi y es culpable y debe huir. Al salir se despide de los trabajadores quienes le dan una carta firmada por todos haciendo constar que era una persona justa y le obsequian un anillo que fabrican ellos mismos minutos antes, este tiene grabada una palabra que significa “Quien salva una vida, salva al mundo entero” él agradece y lamenta no haber podido hacer más.

Al día siguiente un soldado llega a anunciar a los trabajadores de la guerra ha terminado y son libres y parten camino al pueblo más cercano.

Al finalizar se muestra una breve reseña de la vida de Schindler posterior al término de la guerra y se muestra un pequeño tributo a este gran hombre por parte de sus trabajadores.

«Esta es una de esas películas que le muestran al mundo que siempre existe algo bueno dentro de todo lo malo, ya sea persona, objeto, ente espiritual, o vacuna actualmente. Siempre encontraremos esa pequeña luz que nos dará una esperanza para seguir en el camino. Vale la pena totalmente invertir tres horas de tu tiempo en ver este filme tan maravilloso, no por nada gano el Oscar a mejor película».

Juliana Barragán
Estudiante de comunicación gráfica

La música me inspira y mi corazón llena de alegría
pero lo que más amo en esta vida es a mi familia.

Deja una respuesta

*