MALA HIERBA.

Por: Juliana Barragán.


Reseña de la película: Mala Hierba.
Director / Guion : Manouchehr Tabib “Kheiron».

 “No hay malas hierbas ni hombres malos, tan solo hay malos cultivadores”

Mala hierba relata la historia de un joven que por azares del destino se convierte en profesor y mentor de un grupo de chicos excluidos y expulsados de la escuela debido a su mal comportamiento.

Wael es un joven que desde muy pequeño quedo huérfano debido a la guerra en su país y que gracias a su gran capacidad e ingenio logro sobrevivir a diversas situaciones, es en dicha etapa en dónde conoce a Monique una mujer monja que lo salva de las calles y lo lleva a un internado con el fin de que el pequeño tuviera una vida mejor, posteriormente debido a distintas causas Monique adopta al pequeño y deja todo por darle una vida mejor.

La edad adulta les ha llegado a ambos y sus vidas no tienen un rumbo fijo, se dedican a robar a ancianos sus compras del supermercado, pero su vida cambia cuando su víctima reconoce a Monique y amenaza con denunciarlo si no ceden a ayudarlo.

Víctor, el hombre que llega a sus vidas para cambiarlas, tiene una asociación en la que busca ayudar a los jóvenes con problemas de integración social pero justo lo encuentran cuando su asociación se queda sin maestro que cuide de los chicos, Monique propone a Wael para que ayude y no proceda con una demanda, Víctor acepta con la condición de que haga que los chicos tengan interés por regresar ya que el curso no es obligatorio.

El primer día a pesar de la actitud de los chicos, Wael logra encajar y conversar con todos, gracias a su gran habilidad, creatividad e ingenio. Con el paso del tiempo y de los minutos del filme se ven las condiciones en las que vive cada joven del grupo y lo que los ha llevado a estar en ese lugar. Wael es una buena persona a pesar de todas las cosas que ha vivido, así como los chicos que han sido excluidos y que buscan ser aceptados con sus defectos y virtudes. Al final se logra ver el progreso personal de cada joven, de Wael, Monique y hasta de Víctor.

Sin duda esta película es una joya del cine, un guion distinto que nos muestra el verdadero valor de las personas y la importancia de las segundas oportunidades, que el camino se corrige y que siempre se pueden volver a tomar las riendas para lograr algo mejor. Gran película y gran mensaje.

«A veces cometemos el error de juzgar a las personas sin saber lo que llevan en su corazón, lo que les abruma y lo que han tenido que afrontar en su vida, dictaminamos lo que queremos sin tomar en cuenta los sentimientos y repercusiones que podemos provocar, rechazamos sin conocer y nos negamos a confiar, pero como bien se dice, todos merecemos una segunda oportunidad.».

Juliana Barragán
Estudiante de comunicación gráfica

La música me inspira y mi corazón llena de alegría
pero lo que más amo en esta vida es a mi familia.