Patch Adams.

Por: Juliana Barragán.

Director: Tom Shadyac.
Guion: Steve Oedekerk.

Basada en el libro: Gesundheit: Good Health Is a Laughing Matter de Patch Adams y Maureen Mylander.

Un joven ingresa voluntariamente al centro psiquiátrico con el objetivo de recibir ayuda para modificar la conducta que casi lo lleva a la muerte. 

Patch Hunter Adamas es un hombre que ha tenido intentos de suicidio y decide hacer algo para cambiarlo, es cuando ingresa al centro psiquiátrico

Durante su estancia en dicho lugar conoce a algunos internos con distintas patologías, comienza a relacionarse con ellos y se da cuenta que infiere en su conducta y su pensar gracias a su sentido del humor y su empatía hacia ellos.

Luego de esto decide salir del centro psiquiátrico con una nueva meta, ser médico. Sus planes van más allá de recibir dinero y tener una profesión, el desea que su título como médico le dé la oportunidad de ayudar a la gente haciéndoles reír y darles un poco de felicidad hasta su último suspiro.

En la universidad conoce a un chico un poco solitario y enseguida se hacen amigos.

También conoce a una chica llamada Carin, ella al principio muestra una postura un tanto dura y grosera pero con el paso del tiempo y gracias al sentido del humor de Hunter se vuelven grandes amigos y confidentes.

Regresando a su vida académica, él anhela ayudar a los pacientes desde el primer momento pero el plan de estudios no se lo permite, Hunter busca la manera de ingresar al hospital haciéndose pasar por un estudiante de grado mayor y a diario asiste a visitar a las personas que se encuentran dentro.

Su gran humor y empatía lo hacen destacar causando alegría y esperanza a los enfermos, esta situación es bastante buena tanto para Hunter cómo para la gente pero al director de la universidad parece no agradarle y muestra enfado con el joven por no haber respetado los lineamientos académicos.

Hunter se  e envuelto en algunos conflictos con la universidad pero pese el continúa sus estudios, posteriormente inaugura un pequeño hospital con ayuda de un hombre que conoció en el centro psiquiátrico. Hunter, su amigo y Carin son los doctores de dicho hospital, con medicamentos y el sentido del humor ayudan a que las personas sanen.

En esta etapa Hunter y Carin ya tiene una relación sentimental, con confidentes y compañeros de trabajo.

Una tarde un hombre llega a pedir ayuda, Hunter le abre las puertas pero a Carin no le agrada el sujeto, pese a esto el hombre ingresa. Luego de unos días el hombre le llama a Carin pidiendo ayuda, ella lo visita en su casa con el objetivo de ayudar a que se sienta mejor, lamentablemente el hombre atenta contra su vida causándole la muerte.

Hunter se entera al día siguiente y causa en el un terrible dolor provocando que sus sueños se vean truncados pero gracias al apoyo de sus amigos, continúa con el proyecto del hospital y tiempo después lo hace más grande. 

«En ocasiones nuestros sueños o metas pueden verse afectadas por diversas situaciones, pero es importante persistir para poder lograrlo, luchar para salir del hoyo y sobre todo dar paso a que la felicidad permanezca, debe existir un motivo que nos haga sonreír de vez en cuando, que no ayude a que la situación mejore, porque la alegría en nuestra vida es necesaria, nos reconforta, nos motiva y llena de calor nuestro corazón.».

Juliana Barragán
Estudiante de comunicación gráfica

La música me inspira y mi corazón llena de alegría
pero lo que más amo en esta vida es a mi familia.

Deja una respuesta

*