40% de los trabajadores ha tenido que gastar en mejoras tecnológicas debido al home office

A poco más de un año del cambio en la forma de trabajar debido a la pandemia, se continúa con la pregunta de cuándo será el momento oportuno para regresar a las oficinas. A pesar de que muchos líderes empresariales sienten que el home office es la mejor manera de que sus trabajadores estén seguros, esto también puede ser perjudicial, pues al tener rutinas poco activas se ve afectado el bienestar físico y mental.

En el estudio “La tecnología y el cambiante mundo laboral” se muestra que, a raíz del home office, al menos 71% de los trabajadores ha desarrollado problemas como dolores de espalda, cabeza y dificultad para dormir.

El mismo estudio muestra que en México al menos 40% de las personas han tenido que gastar en promedio 5 mil pesos para mejorar la tecnología de sus hogares, de tal forma que se les facilite trabajar en casa. Otra cifra importante es la que reveló La Unión Nacional de Empresarios de Farmacias (Unefarm), sobre el incremento del 30% en la venta de antidepresivos en el país.

“En definitiva, para algunos colaboradores no mantener una comunicación como la habitual puede crear en ellos sensaciones de soledad, pérdida de motivación laboral y una baja en su productividad; es por esto que los líderes deben comenzar a contar con una oficina para implementar el trabajo híbrido, pues puede ser un factor determinante para el éxito de las empresas u organizaciones”, asegura Ernesto de Olazával, CEO y cofundador de Comunal Coworking, empresa con presencia en México y Perú, experta en espacios de trabajo. 

Dados los numerosos inconvenientes de trabajar desde casa (como infraestructura no adecuada, distracciones y responsabilidades ligadas a la vida doméstica), muchas empresas han decidido alternar los días de home office con días en la oficina, para mayor comodidad y rendimiento de sus equipos. 

Las oficinas flexibles, como las que ofrece Comunal Coworking, son óptimas para el trabajo híbrido, pues proporcionan diversos beneficios: 

1. Productividad. Los coworkings tienen ambientes cómodos, equipados y seguros. De esa manera, aportan a la productividad de los clientes porque optimizan su experiencia de trabajo y fomentan la interacción entre ellos. 

2. Flexibilidad. En los espacios de coworking como Comunal, el cliente puede personalizar el servicio a sus necesidades. Variables como el plazo del contrato y los beneficios que se desean incluir son personalizables, por lo que las empresas pagan por lo que realmente usan.

3. Ahorro. Gracias a la flexibilidad que otorga Comunal y a sus economías de escala, los clientes logran ahorrar más del 30% de los gastos que tendrían en una oficina tradicional.

“Dejar una oficina tradicional y el trabajo 100% en casa puede ser la mejor decisión financiera que tome un líder empresarial. Comenzar a incorporar el trabajo híbrido entre casa y espacios de coworking brindará la flexibilidad que los nuevos tiempos requieren”, concluyó De Olazával.

4. Seguridad. La coyuntura COVID-19 exige que las organizaciones refuercen sus medidas de bioseguridad. En ese sentido, Comunal ya cuenta con un riguroso Protocolo Integral de Seguridad y Salud en el Trabajo alineado a las recomendaciones gubernamentales y de organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud. 

Cambiar de aires e incorporar, de a poco bajo un esquema escalonado y seguro, la vida en oficina, permitirá que los colaboradores tengan mejoras en su bienestar físico y mental al interactuar unos con otros e incorporar barreras físicas entre la vida en casa y la vida laboral. “La motivación es ahora un valor agregado que tienen los espacios de oficinas, pues, con las medidas pertinentes, contribuyen a la colaboración y productividad que tanto se han visto afectadas por la pandemia ocasionada por COVID-19”, agregó De Olazával.

Deja una respuesta

*