Cámaras de comercio de EU y ALAI comparten su postura respecto a la desconexión de plataformas y tasas fijas de retención

Luego de que la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados aprobara el dictamen de la Miscelánea Fiscal para 2021 que prevé la desconexión de
plataformas digitales en caso de no cumplir con el pago de impuestos y actualizara las tasas de ISR para bienes servicios vía internet, la Asociación Latinoamericana de Internet (ALAI), expresa su postura.


Sobre la desconexión:
Esta sanción -eliminada ya en el paquete 2020- impacta negativamente el derecho humano de libertad de expresión -el artículo 6 de la Constitución de México, que garantiza la accesibilidad a la Sociedad de la Información incluyendo Internet, la libertad de información y la libertad de expresión-. Asimismo introduce violaciones al T-MEC y a las disposiciones sobre Neutralidad de la Red del Artículo 145 de la Ley Federal de Tele-comunicaciones y Radiodifusión, contra el bloqueo y filtrado.

De igual forma, contradice lo establecido en la Convención Americana sobre Derechos Humanos incluida la Declaración conjunta de Libertad de Expresión en plataformas de Internet emitida por el Relator Especial de ATI de la OEA.


Con esta medida, se fragmenta temporalmente a México, se impide a ciertos sectores acceder a la totalidad del contenido del Internet global y genera un precedente negativo que interrumpiría el funcionamiento natural de Internet. Además, conlleva consecuencias no deseadas para las personas
usuarias de los servicios e incurre en incumplimientos a obligaciones internacionales y regulación nacional de respeto a los derechos de los usuarios.


Sobre las tasas fijas de ISR
Respecto a la actualización de tasas de ISR para bienes servicios vía internet, ALAI se encuentra a favor de una tasa única de retención, sin embargo, debe de tomar en consideración el porcentaje de retención
que no impacta de la misma manera a todos.


La propuesta de establecer una tasa de retención única del 2.4% afecta directamente a los pequeños vendedores; es decir, los pequeños y medianos comerciantes, vendedores, artesanos y mujeres productoras que han encontrado en el comercio electrónico una oportunidad para impulsar sus negocios y continuar sus operaciones, especialmente durante la crisis económica y social que se vive derivada de la pandemia por COVID-19. En cambio, una tasa del 1% beneficiaría a estos pequeños comerciantes.