Remedios naturales para quemaduras

Hay diversas razones por las que podemos sufrir una quemadura de piel: la exposición excesiva al sol, contacto con algo caliente —una flama, un sólido o un líquido—, el roce de ropa o un objeto, y quemaduras causadas por químicos irritantes.

Antes de usar un tratamiento para la quemadura, hay que asesorar el daño y determinar de qué grado es la quemadura. Si la quemadura ha afectado las vías respiratorias, es cerca de una zona sensible (como manos, cara u órganos sexuales) o si es de segundo grado y mide más de seis centímetros cuadrados de superficie, no utilices remedios caseros ni medicamentos para tratarla, sin consultar previamente a un especialista. Igualmente, si la herida está abierta o si excreta algún líquido, no la cubras ni viertas sustancias sobre ella, pues podrías empeorar la lesión.

José Eduardo Valadés
José Eduardo Valadés

1.  Agua fría

El contacto con agua fría es benéfico por dos razones: la zona quemada tiene temperatura alta y el agua es el mejor conductor térmico. Un chorro suave de agua fría calmará el dolor de los primeros momentos y ayudará a desinfectar la zona afectada, pues con tu piel dañada, el cuerpo ha perdido su primera barrera contra microorganismos, polvo y otros agentes infecciosos.

Si la herida no rompió el tejido de la piel o se ha formado una ampolla, puedes usar compresas de agua fría y cambiarlas conforme se vayan entibiando, mientras persista el dolor. No apliques hielo directamente sobre la quemadura (aunque puedes acariciar la piel alrededor) porque puede congelar moléculas de agua y causar más daño en los tejidos. El agua no necesita estar demasiado fría para calmar el dolor.

aloe-vera.jpg - Foto © [Martin Harvey / Getty Iamges]
Foto © [Martin Harvey / Getty Iamges]

2.  Aloe vera

El Aole Vera es una planta extraordinaria para la piel. Es hidratante, ayuda a combatir infecciones, inflamaciones y estimula la regeneración de las células de la piel. Tiene, además, otras aplicaciones: se le recomienda como astringente, para tratar gingivitis, hemorroides, psoriasis y picaduras de insectos. Ingerido (nunca en estado puro) trata el estreñimiento, y podría reducir el colesterol y el azúcar en la sangre. La sábila o aloe vera es un ingrediente natural idóneo para cosméticos.

Es posible encontrar en farmacias productos hechos a base de aloe vera para tratar quemaduras solares. También se puede utilizar para rozaduras y otro tipo de quemaduras.

3.  Cebolla

La cebolla tiene grandes propiedades benéficas para la piel. Hay quienes destacan la cebolla morada o el puerro, pero en general, toda esta familia de raíces contiene sustancias que ayudan a desinflamar y a tratar diversos padecimientos de la piel (además de que es un antibiótico natural).

Extraiga mecánicamente el jugo de la cebolla (rayándola y exprimiéndola) y aplique directamente sobre la herida. Si la herida está seca, puede hacerlo con un cataplasma. Recuerde usarlo inmediatamente después de cortar la cebolla y descarte cualquier sobrante luego de unos minutos.

Incluso en algunos hospitales, la cebolla es utilizada para tratar quemaduras graves de segundo y tercer tipo.

4.  Llantén

El llantén (plantago major) es una planta de Europa y Asia, pero que ahora crece por todo el mundo y diversas culturas se han apropiado de sus propiedades medicinales. Desde los indios mapuches en Chile hasta tribus nativas de los Estados Unidos han visto en el llantén un poderoso cicatrizante y anti-hemorrágico.

Corte una hoja de llantén y envuelva la herida con ella. Servirá como barrera para la contaminación del medio ambiente y ayudará a madurar la herida. Es posible combinar la hoja de llantén con otros remedios. Recuerde cambiarla si la hoja cambia de color o si se daña.

5.  Miel

La miel es otro gran producto para la piel en general. Los famosos baños de leche y miel reconocen en ella sus propiedades hidratantes y tonificantes. Contiene nutrientes que son absorbidos por la piel y ayudan a la regeneración celular. La miel es rica en aminoácidos y vitamina B; es antibacteriana y extrae los fluidos en una quemadura, estimulando su reparación.

Foto © [Juan Silva / Getty Images]
Foto © [Juan Silva / Getty Images]

La miel es otro gran producto para la piel en general. Los famosos baños de leche y miel reconocen en ella sus propiedades hidratantes y tonificantes. Contiene nutrientes que son absorbidos por la piel y ayudan a la regeneración celular. La miel es rica en aminoácidos y vitamina B; es antibacteriana y extrae los fluidos en una quemadura, estimulando su reparación.

José Eduardo Valadés
José Eduardo Valadés

6.  Té verde

Los taninos del té contienen propiedades que alivian el dolor y reducen la irritación. Las bolsitas de té en los ojos nos recuerdan sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias.

Para usar el té en quemaduras, remoja una o dos bolsitas de té unos minutos en agua fría y después colócalas sobre las heridas. Usa el agua también, remojando las bolsitas conforme se vayan secando.

Fuente: remediosnaturales.about.com

Deja una respuesta

*